jueves, 9 de julio de 2020

De la banda sonora de mi vida




Recuerdo el año del estreno de la película, el cine donde la vi, con quién fui y cómo me emocionó; me enamoré de Jeremy Irons desde ese momento y por supuesto me cautivó la belleza de la música de Ennio Morricone. Recuerdo haber comprado inmediatamente el cd de la banda sonora de la película(cuando aún se hacían esas cosas) y haber intentado averiguar todo lo posible de la persona capaz de componer algo así.
Esta semana ha muerto el compositor y he vuelto a pensar en aquella película y a buscar aquel viejo cd.

martes, 30 de junio de 2020

De cuando el verano es un lugar


29/06/20

Paisajes que por cotidianos corren el riesgo de ser invisibles y que por fortuna para mí, aún puedo contemplar.


martes, 23 de junio de 2020

De la luz





"No hay prisa. No hay necesidad de brillar. No es necesario ser nadie salvo uno mismo".
V.Woolf


Y uno viene a descubrir esta verdad coincidiendo en el tiempo con el momento en el que ha dejado de ser importante  ser brillante o mate (quizás porque ha conocido a más de un falso deslumbrante y algún que otro opaco fascinante) y cree, que es conveniente relativizar la  luminiscencia .

jueves, 18 de junio de 2020

18 de junio




"Y tienen las palabras  su verano,
su invierno y tiempos de entretierra
y estaciones de olvido(...)
Ida Vitale




Un dieciocho de junio de hace cuatro años también cambió nuestro diccionario, creyendo en aquellos días que palabras moribundas  como "papá" , "marido" o "abuelo"  llegarían a desaparecer. 
Hoy por hoy todos los que tanto las usamos, seguimos empeñados en mantenerlas con igual significado y trascendencia, evitando que sean estaciones de olvido,  y hemos podido llegar a comprender que nunca se deja de ser hijo/a o mujer o nieto/a, que son condiciones a las que se van sumando otras.

lunes, 15 de junio de 2020

domingo, 14 de junio de 2020

De lo que se disipa






Soy mi padre y mi madre
soy mis hijos
y soy el mundo
soy la vida
y no soy nada
nadie
un pedazo animado
una visita 
que no estuvo
que no estará después.

Estoy estando ahora
casi no sé más nada
como una vez estaban 
otras cosas que fueron 
como un cielo lejano
un mes
una semana
un día de verano
que otros días del mundo
disiparon.

I.VILARIÑO





martes, 9 de junio de 2020

De las formas del presente




Mirar al suelo en lugar de al cielo para respetar los dos metros de separación, lavarse las manos con gel hidroalcohólico de manera casi compulsiva, respirar a través de una mascarilla, incorporar a nuestro vocabulario habitual términos como pandemia, repunte, vacuna, confinamiento... son algunas de las pautas que  configuran lo que ha dado en llamarse nuestra "nueva normalidad", una situación que con ese nombre parece que ha nacido con vocación de permanencia. 
Pero ¿y si en lugar de presente simple(el que ocurre de manera habitual) estuviéramos viviendo lo que los ingleses llaman un presente continuo(aquel que ocurre sólo mientras hablamos), una situación excepcional que desaparece en el tiempo?. De ser así, ahora, ¿no andaríamos sólo formando un recuerdo futuro?.


jueves, 4 de junio de 2020

De elecciones diarias




"La vida trata precisamente de las cosas que podemos cambiar y de las cosas que debemos aceptar de nosotros mismos, y también de la prolija discriminación que debemos practicar entro lo significativo y lo insignificante". 
                                                                                                              J.Fernández Díaz





domingo, 31 de mayo de 2020

Banda sonora para Fran






All of the Angels

Lyrics: Noa (Achinoam Nini)
Music: cantata 140, Johann Sebastian Bach

[Nota de Noa sobre esta canción: La letra de la siguiente canción se inspira en un increíble encuentro con una mujer extraordinaria, fuerte y luminosa, de mi edad, que después de años de luchar contra una enfermedad horrible, decidió terminar su vida en Suiza. Escribí la canción como si fuera una conversación con ella, más allá de los muros de la vida y la muerte, más allá de nuestras ideas preconcebidas y temores. Porque estoy segura de que los mismísimos ángeles estarían inspirados por su valor y su luz.]

Si todos los ángeles cantaran juntos seguramente, dirían: ¡te necesitamos!
Si todos los ángeles estuvieran juntos, te abrazarían y te saludarían.
Algunos dicen que todo ha sido siempre igual, pero no lo dirían si tuvieran la oportunidad de conocerte ...

Ahora la luz del día se está desvaneciendo, y estaré esperando,
A que tú envíes una señal desde donde el viento ha llevado cada canción, cada sonrisa que tu espíritu ha despertado, y los pájaros del alba cantan
Aleluya,
Aleluya

Cuando todos los ángeles se pregunten cómo tus ojos curiosos los han encontrado
Entonces todos los ángeles entenderán que les habrás rodeado con tus brazos...
A través de los fuertes vientos y del trueno, desplegarían las alas y se preguntarían...
Intentarían tiernamente alcanzar tu alma, pero tu espíritu y convicción los asombraría.

Y no lloraré, por ti querida, estás volando,
hacia un lugar de luz, un lugar de libertad,
Has escapado de la oscura noche amarga, te has ido creyendo en el amanecer, con los pájaros cantando
Aleluya ...
Aleluya ...

Porque qué es una vida sino un cambiante cielo, el llanto más solitario, una historia
Porque qué es lo que es una vida, sino amor fabricado con dulzura o en un resplandor de gloria
La felicidad de la creación, la realización,
Que seas tan maravillosa como puedas ser, en el camino hacia la libertad que encuentres alegría,
Tus brazos alzándose como las ramas de un árbol, para comenzar el viaje hacia tu destino



Ahora la luz del día se está desvaneciendo, y estaré esperando,
A que tú envíes una señal desde donde el viento ha llevado cada canción, cada sonrisa que tu espíritu ha despertado, y los pájaros del alba cantan
Aleluya,
Aleluya

Y no lloraré ...
Por ti, tan maravillosa como pudiste ser, estás esperando comenzar y lo estás intentando ...
Reunirte con los ángeles alrededor de tu alma y enviarlos a los que dejaste vacíos ...
Querida, estoy conteniendo una lágrima, aunque dije que no lloraría,

Es difícil liberarse, el recuerdo de tu amor,
La soledad, el negro, las ganas de susurrar ...
cómo desearía tenerte de vuelta, querida hermana,
 Cantaré, Aleluya,
Pero ahora todos los ángeles te conocen, tu testarudez es tan seductora

Y el miedo se derrite en un charco a tus pies,
porque tu espíritu y tus ojos siempre están sonriendo
siempre la que da,

Fluyes como un río,
hacia un lugar de luz, un lugar de libertad, has escapado a la oscura noche amarga, te has ido creyendo en el amanecer, con los pájaros cantando Aleluya ...
¡Aleluya!


sábado, 23 de mayo de 2020

De exhibir(se)



Nada debería quedar tan expuesto, tan desnudo, tan a la intemperie... La sucesión de notas que va a ser capaz de componer una melodía en algún momento, las anotaciones hechas en cualquier lugar accidental que podrán crear una historia, los hilos que dan vida a los títeres, la identidad de los que en invierno te colman de regalos, o la casa que alberga la vida de la persona que luego cambia la tuya. Es innecesario que esa parte sea descubierta. Esa parcela debe quedar oculta, vedada, y no por su falta de importancia sino por respeto a lo trivial, o por la necesidad de mantener algo de misterio, o por reivindicar el derecho a no saberlo todo, a que no todo sea lógico, racional y manifiesto; tal vez por el empeño en preservar ese pequeño espacio donde aún pueda vivir la imaginación.

miércoles, 20 de mayo de 2020

De recibimientos





Después de la noticia,
aquí tienes tu casa;
por la luna sencilla,
por los perros de guardia.

Por las guerras perdidas,
por las dulces batallas;
por las horas con prisa,
por los mares en calma

¡Bienvenida!
¡Qué seas bienvenida!

Después de la sonrisa,
por ayer por mañana;
por las ciudades frías,
por el sol de montaña.

Por la lluvia precisa,
por la canción soñada;
por los equilibristas
o por los astronautas.

¡Bienvenida!
¡Qué seas bienvenida!

Detrás de la cortina,
por el cuerpo y el alma;
por las melancolías
y por las esperanzas

Por todos los enigmas
porque serás amada
porque el mundo es arcilla
aquí tienes tu casa

¡Bienvenida!
¡Qué seas bienvenida!

PD: y de la gratitud

domingo, 17 de mayo de 2020

De la necesidad de escribir a lápiz





"LOS HECHOS SON IRREVERSIBLES aunque a veces no nos reconozcamos en ellos. Nos gustaría haberlos escrito a lápiz para poder borrarlos, para no tener que enfrentarnos a las consecuencias de nuestros sentimientos más irracionales. Somos rehenes de nosotras mismas, Carmen, pero solo nos tenemos la una a la otra(...)". S.Ónega.





PD: Con frecuencia tengo la sensación al leer algo, que está escrito para mi o incluso que escriben sobre mi. Si además coincide mi nombre con el de la protagonista -como en este caso-  el presentimiento, claro,  es aún mayor.


lunes, 11 de mayo de 2020

Fue, será, es




Ayer se fue; mañana no ha llegado; 
hoy se está yendo sin parar un punto:
soy un fue, y un será, y un es cansado.

Francisco de Quevedo


sábado, 9 de mayo de 2020

De un aviso




...y ahí estamos, sorteando la extinción,  por una obstinación mía en no publicitarme.

lunes, 4 de mayo de 2020

Del amor verdadero






No permitáis que la unión de unas almas
fieles
admita impedimentos. No es amor el
amor
que cambia cuando un cambio encuentra
o que se adapta a la distancia al
distanciarse.
¡Oh no!, es un faro imperturbable
que contempla la tormenta sin llegar a
estremecerse,
es la estrella para un barco sin rumbo,
de valor desconocido, aun contando su
altura.
No es un capricho del tiempo , aunque los
rosados labios
y mejillas caigan bajo un golpe de
guadaña.
El amor no varía durante breves horas o
semanas,
sino que se confirma incluso ante la 
muerte.
Si es esto erróneo y puede ser probado, 
nunca escribí nada, ni ningún hombre
amó.

W.SHAKESPEARE


PD: es la belleza de un soneto, el soneto 116...

sábado, 2 de mayo de 2020

De unas fases




No estoy segura de querer que el  descenso que empieza hoy me lleve a la vida de antes. Me siento feliz por la nueva etapa y quiero avanzar más para salir a respirar, a ver la naturaleza, a reencontrarme con los míos, a abrazar y que me abracen todo lo posible, pero a la vez no quiero retomar aquel ritmo antiguo que me podría hacer perder el control del tiempo que ahora he ganado y temo sobre todo, olvidar lo redescubierto. 
Empieza nuestra cuenta atrás.

jueves, 23 de abril de 2020

De cómo ser libre y no estar solo




Viajo estos días a Tostes. Sigo de cerca la historia de Emma. No estoy sola, vivo otras muchas vidas. ¿Y vosotros?.

FELIZ DÍA DEL LIBRO



domingo, 19 de abril de 2020

De un poder




Se puede salir a tomar el aire a un supermercado, recorrer sus pasillos para hacer tiempo y acabar ojeando lo que nunca en otras circunstancias mirarías. Se puede.
Y también se puede acabar comprando algo que normalmente no consumes tan solo por una imagen, una muy familiar que te evoca otro tiempo. Se puede.
Y se puede volver a casa con algo que no necesitas, que probablemente ni probarás, que casi con total seguridad acabarás almacenando y con el tiempo, hasta cuestionando el motivo de su compra si de sobra sabías su destino. Se puede, claro que se puede.


viernes, 17 de abril de 2020

De la contabilidad compartida


El debe y el haber
doble columna
que el tiempo va asentando
sobre el libro de cuentas de los días
con mano minuciosa
y rigor que no admite apelaciones.
Tarde ves el balance,
las deudas, los desfases,
las pérfidas movidas del contable
que hizo que aquel cruzara muy temprano
y este otro muy tarde por tu vida.
Y está lo que no ves,
lo consignado con miserables tintas invisibles:
la puerta que tocaste diez minutos después
de alguna despedida. La voz que nunca oiste,
la calle no cruzada, el paradero
en que tuviste miedo de bajarte.
Y en un rojo indeleble,
la cadena de tratos y pactos y traiciones,
la irreversible línea que te suma y te resta,
la que te multiplica y te divide.

PIEDAD BONNETT



lunes, 13 de abril de 2020

De la nostalgia de otro tiempo


Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y, otra vez, con el ala a sus cristales
jugando llamarán;
pero aquéllas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha al contemplar,
aquéllas que aprendieron nuestros nombres...
ésas... ¡no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde, aun más hermosas,
sus flores se abrirán;
pero aquellas, cuajadas de rocío,
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer, como lágrimas del día...
ésas... ¡no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón, de su profundo sueño
tal vez despertará;
pero mudo y absorto y de rodillas,
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido..., desengáñate:
¡así no te querrán!

G.A.BECQUER


PD: lo siento, pero sólo he podido rescatarlo de twitter que es donde pude oírselo recitar a él. 

viernes, 10 de abril de 2020

De cuando llaman a la puerta






¿En qué medida nuestra predisposición, nuestra educación, nuestra condición, nuestra experiencia, nuestras creencias… influyen para que el destino toque a nuestra puerta?. Quiero decir que, esa fuerza que nos arrastra sin que intervenga nuestra voluntad, hacia un fin/objetivo de manera determinante e inevitable y no necesariamente para nuestro bien, ¿depende del azar y sus caprichos o en su origen estamos de alguna manera también nosotros mismos?.  

domingo, 5 de abril de 2020

Del espejismo de intentar ser uno mismo





Enemigo de la guerra
y su reverso, la medalla
no propuse otra batalla
que librar al corazón
de ponerse cuerpo a tierra
bajo el paso de una historia
que iba a alzar hasta la gloria
el poder de la razón
y ahora que ya no hay trincheras
el combate es la escalera
y el que trepe a lo mas alto
pondrá a salvo su cabeza
Aunque se hunda en el asfalto
la belleza...

Míralos, como reptiles,
al acecho de la presa,
negociando en cada mesa
maquillajes de ocasión;
siguen todos los raíles
que conduzcan a la cumbre,
locos por que nos deslumbre
su parásita ambición.
Antes iban de profetas
y ahora el éxito es su meta;
mercaderes, traficantes,
mas que nausea dan tristeza,
no rozaron ni un instante
la belleza...

Y me hablaron de futuros
fraternales, solidarios,
donde todo lo falsario
acabaría en el pilón.
Y ahora que se cae el muro
ya no somos tan iguales,
tanto vendes, tanto vales,
¡viva la revolución!
Reivindico el espejismo
de intentar ser uno mismo,
ese viaje hacia la nada
que consiste en la certeza
de encontrar en tu mirada
la belleza…
                      Luis Eduardo Aute

sábado, 4 de abril de 2020

De un cuatro de abril





Una rutina de tiempo  que desdibuja  nombres y nos hace vivir en un único día  de veinticuatro horas. Esa es nuestra única certeza, las veinticuatros horas que transcurren  y vuelven a empezar un día y otro y uno más. Da igual que se trate de un miércoles que un domingo, no hay diferencia. La enfermedad que asola nuestro mundo también nos ha robado los días de la semana; ahora los siete son iguales y no hay necesidad de nombrarlos para distinguirlos. ¿Cuándo nos pertenecerán de nuevo?.
Hoy es cuatro de abril, lo oí en la radio esta mañana. Ha muerto el gran Aute y el presidente de nuestro país ha anunciado una nueva prórroga del estado de alarma. Es un día relevante, pero yo he olvidado cómo se llama. Creo que viernes, tal vez sábado. Tengo que mirar el calendario para no equivocarme, tendría que hacerlo si quisiera recordar el día en el que vivo.



miércoles, 1 de abril de 2020

De un uno de abril




La cosa más bonita que he podido tocar con mis manos estos días: "El árbol rojo", de Shaun Tan.

lunes, 30 de marzo de 2020

Una espera, una respiración, una fe





"Tan débil esta el mundo 
que hay que moverse en él
como en las ilusiones,
donde un amor se puede
morir si hacemos ruido.
Sólo 
una trémula espera,
un respirar secreto,
una fe sin señales,
van a poder salvar
hoy,
la gran fragilidad
de este mundo.
Y la nuestra."
(Pedro Salinas)



PD: Gracias Ana B. por descubrirme este poema.

sábado, 28 de marzo de 2020

De lo que libera






Te ves despidiéndote desde el ahora de todas aquellas últimas veces que compartisteis algo sin saber que serían las últimas.  Es un duelo a destiempo por el que también has de pasar. Y pronuncias ese quién en voz alta porque necesitas darle sonoridad a tu ahogo. Y queda el pronombre suspendido en el aire y tú sigues, porque ya no necesitas saber la respuesta. Ese quién te ha liberado.


jueves, 26 de marzo de 2020

Loading...




Para que el sol alcance esa ventana de mi patio tienen que pasar muchos días, todos los necesarios para que llegue la primavera. 
Comprobado: un año más y fiel a la cita, ha llegado.

lunes, 23 de marzo de 2020

De la necesidad de creer




Dicen que ahí afuera, justo detrás del cristal, es primavera. Pero este marzo anómalo no nos deja comprobarlo. Tendremos que creerlo.





PD: varios días después alguien puso la banda sonora

sábado, 21 de marzo de 2020

¿Malos tiempos para la lírica?


A pesar de tus ojos escribir
salir a la calle
decir algo que valga la pena

verte a lo lejos 
sonriendo en un bar
escuchar tu voz
volver a casa sentarme
delante de un papel en blanco
escribir sentir el dolor
poco a poco las palabras
se colocan una detrás de otra
acaban pareciendo un poema
una herida abierta que sangra

esto debe ser la poesía me digo
esto es la poesía:
escribir en defensa propia.

                                JUAN DOMINGO AGUILAR



En el día que la conmemora, ¡qué viva la poesía!



viernes, 20 de marzo de 2020

Para cuando la vida regrese





Ahora ya sabemos que la vida es comer con un amigo en una terraza, ir de librerías, tomar el sol, ver una película, perderte por una calle desconocida, coger un tren. Por eso, cuando la vida regrese, le pediremos menos cosas. Y tendrá sentido esto.

                                                                                                                      (Manuel Vilas)




Y buscar el número veintidós de la calle desengaño, compartir una experiencia nueva con quién es afín a ti, una cena con vino hablando de una obra de teatro y de sentimientos y de la vida, volver al hotel de su mano  entre silencios, risas, llanto... y siendo más yo que nunca.
Estoy recordando ahora cuando la vida era eso.

lunes, 16 de marzo de 2020

De un dieciséis de marzo del año dos mil veinte


08/03/20


Tal día como hoy de hace siete años apareció este blog y con la intención de celebrarlo tenía preparada una entrada especial,  pero dadas las circunstancias, ahora que nuestra normalidad se ha visto congelada por la declaración del estado de alama, lo escrito hace apenas una semana me parece que está fuera de lugar por su nimiedad. Ha variado el tamaño de todo lo que me rodea.
Lo realmente extraordinario y sobrecogedor es que esta vez la vida ha cambiado para todos y a la vez; no se ha parado para unos y ha continuado indiferente para los demás. Y por mucho que yo desee que aparezca algo de esa indiferencia (que en otras ocasiones me pareció injusta) porque ello significaría una reducción de la importancia del problema y mitigaría mi miedo de estos días, en esto no hay individualidad que valga. Asistimos a la universalización de nuestro mundo en aras de aquel concepto tan abstracto que estudiábamos en filosofía: el bien común.

Con la esperanza de que la situación solo dure quince días y con las ganas de que todos recuperemos nuestra otra vida cuanto antes, un abrazo para los que os asoméis por aquí hoy y por favor #quedemonosencasa.





PD: Este adagio creo que fue una de las primeras músicas que puse en el blog...

lunes, 24 de febrero de 2020

De llegar o no llegar



"Siempre acabamos llegando a donde nos esperan"(J. Saramago).



Y si no llegamos nunca, ¿será que no nos espera nadie?.

domingo, 23 de febrero de 2020

Del aprendizaje



Siete años después, ni el libro que ahora releo("La ridícula idea de no volver a verte") ni ese punto de libro de una artista de diez años de entonces, tienen el mismo valor. El tiempo y lo vivido me han servido para comprender mucho más el primero y revalorizar el segundo.

miércoles, 19 de febrero de 2020

¿?




A pesar de lo mucho que nos duela
es siempre saludable el desengaño
y nunca debería entristecernos:
¿ver más claro no es fuente de alegría?.
                  
    M.Minguez

domingo, 16 de febrero de 2020

De estar lejos




Rutina de jueves:

Han terminado de comer. Alguien ha abierto la única ventana del cuarto que hace las veces de comedor, para que prohibición y humo encuentren la misma salida.  
Mantienen alguna conversación intrascendente de sobremesa y ella, aunque sentada entre los demás, ha dejado de estar allí hace rato.
De repente, un "¿pero qué haces?" la devuelven al lugar.
- "Una foto", contesta ella
- Pero ¿a qué?,  le preguntan entre risas y extrañeza
En un instante se ha convertido en el centro de la escena. No sabe como salir del atolladero y se limita a contestar: "nada, una tontería".

Guarda el teléfono y no enseña la imagen porque sabe de sobra,  que ninguno de sus compañeros entendería lo que ella esta viendo en su vaso de plástico.